Tras el terremoto generado por la eliminación del suelo de cotización del euro con respecto al franco suizo, que causó una mejora brutal del franco suizo, ahora el banco nacional del país está mirando mucho lo que pueda pasar con Grecia, ya que las consecuencias de una salida de Grecia de Europa o de la zona euro podrían despertar un miedo que mandase todavía más dinero a Suiza

Por lo tanto, toman como seguro que si los acontecimientos discurren por el camino que parece más probable, el franco suizo podría tener una apreciación de corto plazo por la incertidumbre, así que insisten en que van a ser muy activos en el mercado de divisas para influenciar las condiciones monetarias.

Recordemos que fueron conscientes de que no podían mantener la barrera de cotización cuando el programa cuantitativo del Banco Central Europeo entrase en acción, porque necesitaban una cantidad ingente de dinero para poder parar los efectos secundarios en el mercado de divisas. Para ello, quitaron la barrera y lo que hicieron fue desincentivar el ingreso en los depósitos poniendo los tipos a negativo.