En las últimas tres sesiones, el euro dólar está teniendo más volatilidad de lo acostumbrado, ya que cambia de dirección de forma abrupta para quedar al cierre prácticamente sin cambios.

En los últimos minutos hemos vuelto a ver otro cambio de dirección que ha pasado de estar cayendo casi -0,5% a pasar a plano e incluso pisar la zona positiva. Los motivos claros de esta volatilidad son los siguientes:

Los descensos iniciales de la sesión en este par estaban relacionados con los datos macro de PMI que hemos conocido tanto de Alemania, Francia y la zona euro, así que un menor desarrollo a futuro, es negativo para las perspectivas de la inflación.

Sin embargo, poco después de conocer los datos de la zona euro, nos hemos dado la vuelta hasta el estado actual, y la razón son unos comentarios desde dentro del Banco Central Europeo realizados por Praet en donde dice que el programa cuantitativo está teniendo unos resultados positivos y, lo mejor de todo, es que las expectativas sobre inflación se han incrementado en todos los horizontes, diciendo que la inflación volverá estar cerca del 2% cerca de 2017.

Si tuvimos cierto apoyo en los mercados europeos con la bajada del euro, estos comentarios sobre inflación son negativos para la zona euro porque acortan un poco la vida, o la expectativa de vida del programa cuantitativo. Sin embargo, una capa de apoyo es el propio efecto en la economía de dicho programa, por lo que tenemos varias capas de factores en los mercados que nos van a traer más de una turbulencia porque vamos a ir saltando de una a otra en función de los comentarios y los datos.