Pues el motivo es bastante surrealista. La obsesión con Trump sigue dominando todos los mercados. Ya puede usted montar estrategias que como Trump, diga, piense, sueñe...cualquier cosa, el mercado se vuelve loco en cualquier dirección.
 
El arranque del dólar se ha debido a rumores de que dentro de unas pocas semanas Trump, va a hacer una exposición de cómo va a bajar los impuestos fuertemente y llevar a cabo la desregularización de la economía.

Ya está, solo eso, esos rumores, que encima no decían fecha, hablaban de dos o tres rumores han bastado para que el dólar meta un trallazo al alza y se recupere violentamente contra todos los cruces importantes, especialmente contra el yen.