En la semana que termina, y según datos publicados el viernes, el total de posiciones netas largas a favor del dólar de especuladores en los mercados de futuros sobre divisas de Chicago, ascienden a 40.370 millones de dólares, frente a los 43.910 millones de la semana anterior.

En el euro más especificamente tenemos nuevo récord de cortos. Por ley de sentimiento contrario, esto ¿no puede ser peligroso?

En concreto se pasa de 220.963 contratos abiertos cortos a 226.560, como decía nuevo récord histórico.

Hay 41.709 largos abiertos frente a los 50.148 de la semana anterior y 268.269 cortos frente a los 271.111 de la semana anterior. Es decir que el aumento del neto, ojo se ha producido por cierre de largos, y no por aumento en sí de los cortos.

Pasando al yen japonés tenemos una fuerte reducción de cortos de un neto de 45.905 corto se pasa a 23.924.

En la libra se pasa de 38.557 a 36.630 cortos.

En el franco suizo se pasa de 3.955 cortos a 706 netos largos.

En el aussie se pasa de 28.368 cortos a 24.356.

En el kiwi de 866 netos cortos a 4.031 ojo netos largos.