En el yen japonés se pasa de 88.638 contratos abiertos netos cortos a 87.462.

 

En el euro se pasa de 33.238 largos a 23.300.

 

En la libra se pasa de 33.572 largos a 46.477.

 

En franco suizo de 14.231 a 11.335.

 

En dólar canadiense de 36.994 cortos a 34.307.

 

En aussie hay un vuelvo interesante y se pasa de 4.880 netos cortos a 3.310 netos largos.

 

En kiwi se pasa de 18.480 largos a 19.766.