Le ha sentado fatal la bajada de previsiones de crecimiento de UK, véase gráfico adjunto de Bloomberg