Vean en este gráfico de FXCM como sus clientes tras el desplome de la libra después de la bajada de tipos del BOE han pasado de cortos a largos.