La situación es mala, muy mala, porque es en el largo plazo donde veremos los problemas. De momento la GBP en el cruce EURGBP y GBPUSD nos dejó el viernes un techo y suelo, respectivamente, pero a la vez estamos cerca de la sobrecompra y sobreventa en cada uno de ellos, lo que puede reforzar la ressistencia y soporte en cada uno. De moento nos acercamos a esos niveles y debemos tenerlos vigilados por si nos contienen y generan un cambio de dirección, pero debemos ser conscientes de que el largo plazo es el que manda ahora.

 
gbpusd


gbpusd