Este factor ya saben que es vital para las bolsas. Si miramos el gráfico adjunto en Heiken ashi, vemos que tras el rebote tendríamos la segunda vela negra consecutiva, y esta vez de momento, sin sombra superior, lo que la convierte en una vela bajista fuerte. Por debajo de 1,08 parece que el rebote podría haber terminado. Véase gráfico adjunto.