El dólar de Nueva Zelanda o kiwi lo está pasando mal frente al dólar. Y todo ello debido a que su gobierno ha rebajado sus previsiones de crecimiento y de superávit comercial.

 

El kiwi lleva una caída en vertical del 4% desde sus máximos de julio.