Y ya saben que esto a las bolsas no les gusta. El problema de China, es que las reservas con las que defendía que no bajara demasiado le van menguando demasiado rápidamente, como se ve en este gráfico de Bloomberg