¿Ha tocado suelo? Es una arriesgada pregunta siempre, aunque hoy lo es especialmente al iniciarse un G7 donde las divisas serán tema de debate. Es cierto que, entre tantas cuestiones a valorar, la evolución de los cruces de las monedas será quizás el menos relevante. Pero, sin duda, también se tratará.



¿Siguen meditando la respuesta a la pregunta? les dejo el gráfico de su evolución en más de una década…..






Sinceramente, yo no creo que haya alcanzado su suelo. Pero tampoco lo pensaba hace menos de un mes, cuando retrocedió hasta niveles de 1.05 USD. Y luego lo hemos visto repuntar hasta niveles cercanos a 1.15 USD. ¡Es complicada la apuesta sobre las monedas! Especialmente en contextos de elevada incertidumbre, como el actual. Aunque admito que las divisas, quizás por su liquidez o tal vez por los muchos factores que las influyen, son uno de los activos más complejos de gestionar. Pero también con mayor rentabilidad potencial.



Pero, ¿por qué no creo que ha alcanzado su suelo? Les doy cinco argumentos:



1. El ECB seguirá inyectando 60 bn. EUR mensuales al mercado hasta septiembre de 2016

2. Los mensajes de la Fed seguirán siendo alcistas, hasta que se materialicen en una subida de tipos

3. Menor atractivo relativo de la inversión financiera en la zona EUR

4. Una más que probable mejora en los datos macro USA



Luego les podría añadir el contexto de incertidumbre (el USD es la moneda refugio natural) y los argumentos técnicos (que si las posiciones EURUSD son ahora limitadas y que los mercados ahora son tendenciales). ¿Qué no les convence el primer factor? Es cierto: las ventas en mercado han sido también vendedoras de la moneda norteamericana. Pero, considerar un mal funcionamiento del mercado como normal tiene muchos riesgos. Mejor seguir siendo racional (y disciplinado al gestionar la posición), aunque también es relevante compartir los argumentos.



¿Es la paridad el suelo? Lo desconozco, aunque si se fijan en el gráfico anterior no lo fue cuando surgió el EUR. Desde aquel momento han pasado muchas cosas, pero para bien y para mal. Grecia es claramente un factor negativo en el EUR, impensable años atrás, que viene para quedarse durante un largo periodo de tiempo. Haya o no un principio de acuerdo el 5 de junio.



Mejor fijarse etapas: a corto plazo se debe romper el nivel de 1.086 USD hasta 1.05. Y después, veremos. En la parte alta, paciencia hasta que vuelva a retroceder. Sólo es cuestión de tiempo. Espero.



José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España