La debilidad que nos ha entrado de repente una vez alcanzada la zona de resistencias creadas en diciembre, nos sigue condicionando la operativa y nos mantenemos bajo la influencia de una enorme envolvente bajista creada en los máximos del mes pasado.

La debilidad comentada se puede apreciar perfectamente en el RSI que anda buscando crear un nuevo máximo de la pérdida de la directriz alcista desde la zona de mínimos relativos en sobreventa de enero.
gbpusd