Como se puede observar, la muestra de interés vendedor en los máximos de abril funcionó perfectamente mostrando un corte importante a esa especie de hombro cabeza hombro invertido que estuvimos dibujando durante el primer trimestre del año. Al estar cerca de la sobrecompra, la muestra de interés vendedor ganó algo de potencia y ahora mismo seguimos arrastrándonos por ese tobogán que forma la directriz bajista que viene desde los máximos de agosto de 2015 nada menos. La presión bajista no cesa debido a que el RSI sigue camino bajista una vez perdida la directriz alcista que viene desde los mínimos de mayo. Si siguiese bajando, debemos tener mucha precaución por si llega momento en donde perdemos el soporte y se aceleran las pérdidas, apoyados por los datos macro de Estados Unidos.

 
gbpusd