El problema que tenemos ahora mismo es que el lunes es fiesta en los dos países, así que las negociaciones con su moneda se van a ver perjudicadas.
 
Si miran el gráfico adjunto a días, verán que a finales del mes pasado conseguimos superar la directriz bajista desde hace muchos meses. Nos acercamos a la zona de la media de 200 sesiones pero tuvimos un movimiento bajista importante en donde dejamos una muestra vendedora que se llevó por delante parte de la tendencia alcista del RSI. El movimiento entraba dentro de la lógica porque en una situación como esta, siempre hay que esperar un retroceso que nos lleve a buscar la directriz bajista anterior para probarla como soporte, tal como ha pasado. Ahora estamos de rebote y hemos llegado casi a los máximos del mes, donde habita ahora la media de 200 sesiones, por lo que es una resistencia doble. Para poder superarla vamos a necesitar catalizadores serios pero con un fin de semana de tres días para las dos monedas, parece que va a ser complicado verlo en el corto plazo… Salvo que la presidenta de la Reserva Federal nos de un motivo hoy.

bpusd