Hemos visto cómo el USD estaba marcando fortaleza en otros cruces porque hay más perspectivas de subidas de tipos confirmadas por Yellen. En este par en concreto, tenemos que hay una resistencia doble delante: los máximos de mayo y la media de 200 sesiones que ha llegado a la zona.

El RSI a días marca una ligera divergencia bajista, así que debemos estar muy atentos a un posible doble suelo. En concreto, el RSI tiene una directriz alcista que viene desde los mínimos de este año en sobreventa y si la perdemos, el doble suelo gana un aliado muy potente:
 
gbpusd