El mismo retroceso que vemos en el eurodólar, lo estamos viendo la libra dólar. Hace dos sesiones tuvimos una fuerte vuelta a la baja que ha hecho que el RSI del par pierda la directriz alcista desde los mínimos de abril.
 
Los malos datos en Reino Unido están actuando de propulsor bajista, pero si miran el gráfico adjunto, llegamos a un punto importante que es esa directriz bajista desde los máximos de agosto del año pasado. De momento ese hombro cabeza hombro invertido que tenemos creado en el primer trimestre de este año, está intacto porque la clavicular no se ha perdido, así que debemos estar atentos a lo que pase entre la directriz soporte comentada, y la línea clavicular de esa figura… sobre la que tiene mucho que decidir el dato de empleo de mañana.

 
gbpusd