Ya vimos ayer cómo el rebote de euro fue aprovechado para abrir más posiciones en contra, y como no hemos tocado la resistencia, pues sigue en vigir la muestra de interés vendedor que vimos la semana pasada. Ahora volvemos a caer casi -1% y el efecto del QE sigue viéndose claramente:
 
 
eurusd