Como se puede observar el gráfico adjunto, estamos en un momento extraordinariamente crítico porque seguimos dando vueltas a los máximos de febrero pero hemos llegado a pisar ya algo de tiempo por debajo de la directriz alcista que viene desde los mínimos de marzo y el RSI se encuentra atrapado entre la sobrecompra y su propia directriz, por lo que todos los ojos siguen estando en los bancos centrales, ya que si los datos aumentan la presión para que el Banco Central Europeo aumente las medidas, el euro se debilitará y cualquier cosa que haga pensar que la Reserva Federal mantiene su pulso de las subidas de tipos de interés, también tendría movimiento bajista en el par.
 
eurusd

 
Si miramos en gráficos de 30 minutos, se ve la neutralidad en la que estamos en el corto plazo pues la media de 200 sesiones ha estado durante muchos días prácticamente plana aunque ahora empieza a tener pendiente negativa, así que la zona de los mínimos del 5 de abril debe estar muy vigilada.
 
erusd2