Ayer ya comentamos que la vuelta al alza del par es muy complicada porque dependemos de lo que presente Trump en el día de hoy. Como se puede ver en el gráfico a días, estamos ya con el RSI alejándose de la sobrecompra tocada ayer.

Esto pone un plano técnico que es favorable para la fortaleza del USD, así que si Trump suelta un cañonazo, podemos tener movimiento. Esto tampoco será un movimiento fácil, porque mañana tenemos la reunión del BCE y veremos si hay cambios precisamente pensando en EEUU.