Ayer rompió la resistencia más cercana y hoy vuelve a subir otra vez, manteniendo intacto los mínimos de marzo, lo que unido a las dudas incipientes de la FED y del BCE, empieza a preocupar porque la bajada ya no es limpia y empezamos a pensar en más resistencias en vez de más soportes, lo que hace daño a Europa.
 
 
eurusd