Esta semana tenemos al BCE pero la que viene a la FED, así que está justificado que los operadores se lo tomen con calma. La resistencia está más que marcada pero como ven tenemos un intento de gallardete que nos puede dar algo más de movimiento antes de la fecha y se rompe antes de tiempo:

 
eurusd