Como se puede ver, el RSI ronda la directriz alcista y el precio se mantiene cerca de la zona de soporte de los mínimos de septiembre del año pasado, así que debemos estar atentos a los acontecimientos con el crudo por aquello de subir las expectativas de inflación y que apoya a la FED:

 
eurusd