Ayer tuvimos problemas por la búsqueda de seguridad del USD ante el Brexit, pero el rebote de Wall Street sacó dinero de la seguridad para ponerlo un poco más en el riesgo, así que el par se dio la vuelta.

Como se puede ver, dejamos una enorme karakasa que pone punto final con visibilidad a la envolvente bajista en máximos del mes, poniéndonos otra vez dentro del canal alcista. Ahora toca esperar acontecimientos.

 
eurusd