El gráfico adjunto a días pueden ver perfectamente como nos hemos estado moviendo entre dos canales alcistas, uno con más pendiente que el otro, pero en los máximos de este mes, cuando llegamos al 1,16 intentamos romper al alza el canal de más largo plazo, dejamos una increíblemente perfecta muestra de interés vendedor en forma de karakasa invertida, y la presión bajista no ha cesado desde ese momento. Además, el RSI perdió la directriz alcista desde los mínimos de marzo y esa presión se vio incrementada de forma muy potente.
 
eurusd

 
Evidentemente, la razón de todo el asunto es la inflación de Estados Unidos.
 
Si miran ahora el gráfico a 60 minutos, verán que ayer tuvimos un día espectacularmente bajista que estábamos esperando porque llegamos a tocar la directriz bajista desde los máximos de mayo y los datos que tuvimos encima de la mesa con el IPC, mataron el intento alcista. Sin embargo, debemos estar atentos a un posible rebote que intente llevarnos hasta la resistencia de los mínimos relativos del día anterior, aprovechando esa rotura al alza que puede verse del RSI.
 
eurusd