Ayer tuvimos una rotura por la parte baja de la lateralidad que nos ha estado dando la tabarra durante el último mes, con máximo en la muestra de interés comprador mientras esperábamos la activación del programa cuantitativo y la parte baja, en los mínimos de este mes creados nada más comenzarlo.

El movimiento a la baja de este par fue un lastre para Estados Unidos, haciendo que sus productos fuesen más caros, pero apoyando al mercado europeo porque teníamos el efecto contrario con los nuestros.

En resumidas cuentas, seguimos por encima de los mínimos anuales creados el mes pasado y seguimos esperando la entrada efectiva en acción del programa cuantitativo en los próximos días.
eurusd