Como se puede observar, el viernes fue un día de subida para este par, algo que va en contra y que puso patas arriba la sesión de Estados Unidos tras la presentación del dato de creación de empleo. Recordemos que hubo muchísimos comentarios que solamente se centraron en el titular de ese dato, que era mucho mejor de lo esperado, y todo el mundo, a consecuencia de ello, empezó a temer que la Reserva Federal empezase a acercar la fecha de la segunda subida de tipos de interés, pero en realidad el mercado estaba diciendo lo contrario, con una mayor debilidad del dólar, lo que al final hizo que se empezase a tener en consideración que los salarios habían sido más bajos.
 
Sin embargo, el máximo de la sesión se dejó en una resistencia doble que tiene por una parte, la media de 200 sesiones, pero por otro el 38,2% del descenso desde los máximos del mes pasado, lo que hizo que cerrásemos lejos de los máximos del día y justo a la altura de la parte baja del canal alcista, por lo que se respetaron las tres zonas de influencia.
 
En estos momentos tenemos un descenso de -0,47% que hace que se recoja algo de los beneficios de las últimas dos sesiones y se ponga la vista en lo que pueda pasar el jueves que viene en la reunión del BCE.
 

 
eurusd