Se intentó pero no ha podido ser. La nueva mejora del euro vuelve a toparse otra vez con la zona del 1,1, en donde cada vez que se intenta superar, aparece interés vendedor que vuelve a dar ventaja al dólar.

Si miran el gráfico adjunto, verán que ni siquiera hemos podido alcanzar la primera resistencia natural que está en los mínimos de enero pero que la primera muestra de interés vendedor en el rebote desde los mínimos de marzo apareció precisamente en ese 1,1 que no ha podido ser superado con claridad.

Como suele pasar, nueva debilidad del euro, nuevo apoyo a las exportadoras y apoyo al índice alemán, que ha aprovechado esta nueva debilidad para acercarse a los máximos recientes y ahora mismo luchando por sostenerse por encima,

El soporte lo tenemos en la zona de los mínimos de marzo, así que debemos estar atentos si llegamos.
eurusd