El viernes se intentó romper al alza la directriz bajista pero dejamos una karakasa invertida que, junto con la del miércoles, tenemos una lateralidad que depende de que Trump hable sobre la rebaja fiscal para que el mercado siga creyendo, porque los comentarios del Secretario del Tesoro diciendo que no se va a notar hasta 2018 no sentaron bien al USD:

eurusd