Macron no falla, da tranquilidad a Europa y tenemos una venta con la noticia en todos los activos, por lo que debemos estar atentos a soporte. El EUR va a estar muy vigilado porque veremos si el BCE ahora ya tiene vía libre para poder cambiar el tono una vez el peligro político ha desaparecido, pero es que hay otro peligro.


Se trata de la diferencia entre la inflación subyacente y la general. Recuerden que ellos dicen que las cosas mejoran, paso a paso, pero que se necesita apoyo por parte de la política monetario y que no están convencidos del todo de que se pueda alcanzar al objetivo de inflación. Ahora el crudo está teniendo muchos problemas y estamos una especie de transición a ver si la OPEP hace algo o deja que el bajo precio acabe con los nuevos productores de fracking como si fuera el virus de la gripe.

La cuestión es que ahora el EUR tiene más apoyo en el plano macro y político, así que son los soportes los que hay que vigilar para ver si aparece interés comprador en alguna parte.

La sobrecompra la hemos rozado otra vez y ojo el RSI y su directriz alcista porque de perdera podemos alejarnos de máximos y eso hacernos buscar el soprote de la media de 200 sesiones.