De momento no hay novedades en el frente y mantenemos la lateralidad que se ha creado precisamente este mes, por encima de los mínimos del mes y por debajo de la resistencia creada en enero justo antes de que se disparara el programa cuantitativo por el BCE.

Evidentemente seguimos pendientes del desarrollo del culebrón de Grecia, que afecta al euro, pero también lo que pueda decir la Presidenta de la Reserva Federal tanto hoy como mañana, cosa que afecta al dólar.

Durante esta semana tenemos algún que otro dato macro importante, pero la semana que viene tendremos el dato de que creación de empleo de febrero, y eso también tiene el potencial de movernos mucho.


eurusd