Como se puede ver, ayer perdimos el 1,1 pero cerramos por encima, dejando una karakasa de venta que nos deja una cierta neutralidad de corto plazo, otra vez por encima del 1,1, corriendo de forma paralela al mismo tiempo que se le ha dado la última oportunidad a Grecia hasta el domingo que viene:
 
 
eurusd