El efecto en las divisas de la decisión de la Reserva Federal de no tocar los tipos de interés ha quedado eclipsada por la decisión del banco de Japón de no hacer absolutamente nada cuando el mercado había descontado algo, así que la debilidad que está teniendo el dólar del 3% contra la divisa nipona, se esta contagiando prácticamente a todas partes, así que nuestro par está teniendo apoyo y atacando la directriz bajista que viene desde los máximos del mes.

 
eurusd