Draghi ayer cambió el tono y quitó la amenaza de la deflación, así que ahora solo tenemos por delante inflación, que es el punto clave para que la política monetaria se normalice.

Por lo tanto, es normal que el EUR gane fuerza con respecto al USD y nos acerquemos a la zona alta de la lateralidad de espera en la que estamos metidos.

Hoy ya tenemos la creación de empleo y la semana que viene el FOMC, por lo que no podemos descartar algún arranque de fortaleza del USD:

eurusd