Colocarnos otra vez por debajo del 1,1 podría traer complicaciones porque lo último que necesitamos es temor en el Euro. Las ventas han aumentado pero todavía estamos por encima del soporte:
 
 
eurusd