El mercado está convencido de que el BCE no va a bajar tipos y eso ayuda a que el euro esté mejorando fuertemente desde la última reunión del BCE. Encima, Draghi está contento porque las subidas del Euro actúan como pequeñas subidas de tipos, por lo que ayudan contra la baja inflación.

Si miramos el gráfico, contra el dólar estamos subiendo +0,35% a 1,395, rompiendo por arriba la lateralidad de corto plazo que hemos dibujado. El RSI no ha perdido su directriz alcista y eso mantiene el momento. 
 
eur