Nos paramos en el 1,1 y todavía no salimos del canal bajista y el RSI no pone en peligro la tendencia de los máximos desde mayo, así que seguimos pedientes de los datos macro para saber si la FED dispara o no, antes o después:
 
 
eurusd