Ayer tuvimos un mal día fomentado por los datos de EEUU, pero hoy tenemos cierta tranquilidad, sobre todo porque estamos lejos de los mínimos del mes pasado en donde dejamos una muestra de interés comprador que al no ser perforada, sigue siendo válida.

La situación con Grecia se está tensando hasta casi el punto de ruptura y el mercado secundario de deuda así se muestra. Ya veremos cómo se desarrolla los acontecimientos y debemos estar atentos a cómo se puede tomar el flujo de capitales una ruptura con Grecia:
 
 
eurusd