Tras la vuelta a la baja de este par que ayer asustó muchísimo a Wall Street y reforzó sus resistencias, ahora mismo está subiendo +0,6% en un nuevo intento de acercarse un poco más a la primera resistencia que tenemos en la zona de los mínimos de enero, tal como se puede observar en el gráfico adjunto.

Mientras no superemos los máximos de ayer, el peligro existe, pero viendo cómo está el RSI, ya colocado por encima de la directriz bajista que viene desde los máximos de octubre de 2013 en sobrecompra nada menos, hay un cierto choque de situaciones técnicas que pueden dar algo de volatilidad.
eurusd