La presión alcista para las bolsas europeas desde el mercado de divisas vuelve otra vez a estar presente en la que el euro mantiene su debilitamiento tanto contra el dólar como contra la libra.

Con respecto al billete verde en este momento está descendiendo -0,6%, a 1,0533, siguiendo el viaje buscando la zona de mínimos de marzo y dando continuidad a ese doble techo que hemos dejado rondando la zona del 1,1 y por debajo de la primera resistencia potente que está situada los mínimos de enero, incluso no hemos llegado a tocar el 38,2% del retroceso de Fibonacci desde el último máximos significativo:
eurusd