La muestra de interés comprador que sirvió como frenazo días antes de la presentación del programa cuantitativo, sigue siendo la resistencia a batir y de ninguna manera ha conseguido ser superada.

En estos momentos este par está descendiendo -0,6% a 1,1310 y debemos vigilar la zona de los mínimos del mes como área donde puede intentarse algún movimiento buscando los mínimos del mes pasado.

Este par empieza a tener corrientes divergentes que debemos vigilar con especial cuidado ya que por un lado tenemos la fuerza negativa del programa cuantitativo pero por otro los constantes comentarios desde Estados Unidos diciendo que Europa está extremadamente barata, por lo que si llegamos a una situación en donde el problema de Grecia estuviese solucionado, habría un posible influjo de dinero que de alguna manera podría frenar la falta de valor de la moneda única.


eurusd