Como se puede ver, tenemos karakasa invertida en la media de 200 sesiones y ayer ya tuvimos ventas. Hoy aumentan los descensos y el RSI pierde la tendencia alcista, lo que nos da más presión bajista. Esto debería quitar algo de hierro a la incertidumbre con Trump.

eurusd