Los problemas en los mercados de riesgo casi han venido en el mismo momento en el que este par no se movió como se esperaba con el BCE teniendo ya en mente el QE. La directriz alcista desde los mínimos del año era el punto crucial que confirmaría que el mercado descuenta el QE, pero ha sido al contrario, con una muestra de interés comprador que está siendo de lo más rentable, por lo que hay que estar atentos por si aparece la señal contraria marcando el cierre.
 
 
eurusd