La debilidad que hemos visto en el cruce entre el dólar-yen está exportando debilidad del billete verde y se está notando también en este par en particular. Si miran el gráfico adjunto, veremos que el jueves pasado tuvimos una parada en el descenso desde la zona del 1,14 en forma de muestra de interés comprador un poco por encima del 38,2% del retroceso de la subida desde los mínimos de este año. Tras una sesión de cautela el viernes pasado, hoy parece que intentamos rebotar de nuevo, no tanto por fortaleza del euro como por debilidad del USD pues se ha quedado sin el apoyo de una congelación de producción del crudo.

 
eurusd