Este par comenzó la sesión en negativo y las ventas se han apoderado de forma brusca de la cotización descendiendo nada menos que -1,13% y alcanzando el 1,12, que es donde está el 38,2% del retroceso de Fibonacci de la subida desde los mínimos del mes pasado.

Si los mercados europeos de riesgo están muy contentos con la perspectiva de un acuerdo en Grecia, en el mercado de divisas no se ve tanto optimismo porque están yendo más allá y muchos están apostando a que no se va alcanzar un acuerdo, o incluso que haya muchísimas dificultades para poder alcanzarlo porque lo que se acuerde con los acreedores, deberá tener el acuerdo del parlamento y recordemos que no es un partido el que gobierna en Grecia, sino una coalición de izquierdas en donde los hay muy radicales y a quien debe pleitesía incluso Tsipras.
Además, recordemos que Estados Unidos ha vuelto a ganar fuerza en su moneda tras el fuerte aumento de la venta de viviendas de segunda mano que conocimos ayer, por lo que las resistencias que van desde el 1,14 al 1,16 en este par se han reforzado:

eurusd