En este momento estamos ligeramente subiendo 0,17% y marcamos el 1,13 como soporte de muy corto plazo. Llevamos dos sesiones bajando fuertemente habiendo cortado el rebote en el 1,14 con una especie de envolvente bajista. El RSI está por debajo de la directriz alcista desde los mínimos de marzo, por lo que no podemos quitar ojo al desarrollo de la situación, recuerden que fue por unos muy buenos datos de venta minorista y de confianza del consumidor que conocimos el viernes pasado, algo que fue muy positivo de cara a la inflación. Por lo tanto, si los datos macroeconómicos en Estados Unidos empiezan a despuntar, el potencial del dólar aumenta.

 
eurusd