La operativa en el par está complicada. Vean el gráfico adjunto. En el soporte de los mínimos del mayo dejamos una estrella de la mañana que se contrarresta con la estrella de la noche en máximos relativos de hace poco. Ayer ventas pero cerramos lejos de mínimos, lo que nos deja en el retroceso una karakasa de venta que hoy provoca rebote. La lectura de inflación interanual de la EZ ayuda, pero son la poca convicción de los Fondos Federales de la subida de tipos en septiembre lo que más parece ayudar al sopor que tiene el Dólar. No obstante, hay que seguir día a día lo que pasa porque la incertidumbre es máxima.
 
 
euruusd