Dentro del disgusto que ha supuesto la fuerte subida de finales del mes pasado, la karakasa invertida en resistencias que dejamos el viernes ayer redujo la cotización y hoy tenemos otra vez bajadas, así que la presión sobre los soportes aumenta. Ojo si perdemos la directriz alcista en el RSI:
 
 
eurusd