El dato de inflación más bajo de lo esperado en Alemania ayer ya produjo fuertes ventas en la moneda única y el dato de precios de producción industrial de Francia no nos hace ningún favor, por lo que volvemos a acercarnos peligrosamente a la directriz alcista que viene desde los mínimos del año pasado, por lo que debemos estar muy atentos a una posible pérdida.
 
eur