Como se puede ver en el gráfico, la fuerte mejora de ayer acabó en una muestra de interés vendedor en forma de karakasa invertida con el RSI bajando y amenazando la directriz alcista desde los mínimos de enero, por lo que debemos tener cuiaddo a partir de ahora.   
eurusd